martes, 18 de diciembre de 2012

SEMIOLOGIA DE LOS GENITALES FEMENINOS




Al examinar los genitales externos femeninos nos referimos a aquellas estructuras que podemos observar en el cuerpo desnudo de una mujer, colocada en la postura ginecológica: tendida y con las piernas abiertas.


Para el examen la paciente de estar con la vejiga vacía.


El lugar debe tener buena iluminación y de haber una buena comunicación entre el médico y la paciente.



Inspección:

A la inspección se debe observar su forma, como ha sido su desarrollo; presentan dos pliegues: los labios mayores y menores que circunscriben una hendidura o canal, bastante profundo, éste canal se prolonga en dos cuernos o fondos de saco laterales en la parte posterior, en dirección a una cavidad ubicada delante de los conductos genitales, es el seno uro-genital. Hacia éste seno confluyen los conductos de Müller en sentido distal, y terminan en un extremo ciego saliente, que se une a la pared posterior del seno; éste se continua más adelante con el vestíbulo.


También se debe inspeccionar cada parte de los genitales externos, se examina el vestíbulo, el clítoris, el orificio uretral, el orificio vaginal, el himen. Si hay presencia de ulceraciones, tumores, condilomas, irritaciones, cambio coloración, zonas blanquecinas y cicatrices.


El himen.


El himen es una membrana delgada y frágil de tejido incompleto que se encuentra en el límite respectivo de unión del conducto vaginal y la vulva.




Hay varios tipos de himen: 
  • Himen sin perforación: Un himen sin perforación puede ser diagnosticado al momento del nacimiento, pero a veces el diagnóstico no se hace hasta los años de la adolescencia. Un himen sin perforación es una membrana delgada que cubre la abertura de la vagina completamente. El sangrado menstrual no puede salir de la vagina.

  • Himen tabicado: Un himen tabicado resulta cuando la membrana delgada del himen tiene una tira de tejido extra en el medio formando dos aberturas vaginales en vez de una.


  • Himen complaciente: El himen dilatable, mejor conocido como himen complaciente, presenta un orificio que permite el paso del pene o de dedos sin romperse y vuelve a las dimensiones normales una vez que aquél o aquellos se retiran. La presencia de una mayor cantidad de fibras elásticas en su composición, le aporta una gran flexibilidad.





Hematocolpo



Masa con el aspecto de un tumor, formada por la retención de la sangre menstrual en la vagina, por imperforación del himen o por atresia del orificio volver.




Palpación




A la palpación se efectúa lo que es el tacto vaginal que es una prueba exploratoria que consiste en la introducción de los dedos índice y medio de la mano de un explorador en la vagina de la mujer para obtener información mediante el sentido del tacto.


Un tacto vaginal puede ser para las mujeres como una fuente de ansiedad, ya que invade su privacidad e intimidad. Debe realizarse siempre con previo consentimiento y es recomendable que el medico explique exactamente qué es lo que va a hacer y cómo lo va a hacer. De esta manera, creando un clima de respeto y estableciendo una mínima confianza es probable que resulte menos incómodo y doloroso. Se palpa:


Glándula de Skene


Las glándulas de Skene, también llamadas glándulas uretrales, parauretrales, glándulas vestibulares menores, punto U y próstata femenina son glándulas situadas en la pared anterior de la vagina, alrededor del extremo inferior por la parte anterior de la uretra, que desembocan en el vestíbulo. Estas glándulas están rodeadas de tejido, que incluye la parte del clítoris que llega hasta el interior de la vagina, el cual aumenta su irrigación sanguínea durante la excitación sexual.


Glándula de bartholino



Las glándulas de Bartholino o glándulas vestibulares mayores son dos glándulas secretoras diminutas situadas a cada lado de la apertura de la vagina. Normalmente no son visibles. 
En posición horaria, estas glándulas estarían localizadas a las cuatro y a las ocho horas. Secretan una pequeña cantidad de líquido que ayuda a lubricar los labios vaginales durante la función sexual. Este líquido también contiene feromonas.


Espéculo:



El espéculo es un instrumento que permite ver la vagina por dentro. El espéculo sostiene abiertas las paredes de la vagina. Cuando lo tenga en la posición correcta, usted podrá ver el cuello de la matriz, hacer pruebas para ver si hay una infección o cáncer, colocar un DIU o vaciar la matriz.



Hallazgos ginecológicos:



Condiloma acuminado


El área genital húmeda es un medio propicio para el crecimiento de condilomas, que tienden a reproducirse rápidamente porque es difícil mantener seca el área infectada. Posee tamaño muy variable. Generalmente crecen rápidamente hasta llegar a adquirir dimensiones considerables y el típico "aspecto de coliflor", aunque en ocasiones el tamaño de la lesión se estabiliza o decrece hasta desaparecer por completo. La transmisión por contacto sexual es la más común.


Pólipos cervicales



Los pólipos cervicales constituyen una patología frecuente en la consulta ginecológica, sobre todo en mujeres mayores de 20 años que han tenido hijos y son poco comunes antes de la menarquía. 


Son crecimientos pequeños y frágiles en forma de dedo que se originan en la superficie del cuello uterino o del canal endocervical, los cuales cuelgan de un pedúnculo y salen a través de la abertura cervical. La causa de los pólipos cervicales aún no se ha entendido plenamente, pero suelen asociarse a una infección crónica, una respuesta local anormal a los niveles de estrógeno o a una congestión local de los vasos sanguíneos cervicales. Se manifiesta con sangrado genital, sobre todo durante la relación sexual. Son benignos, no se malignizan pero deben ser extirpados para controlar la sinusorragia.


Prolapso uterino


 

Es la caída o deslizamiento de la matriz, desde su posición normal hacia el área vaginal. Hay músculos, ligamentos y otras estructuras sostienen el útero en la pelvis. Si estos músculos y estructuras están débiles, el útero cae hacia la vía del parto, lo cual se denomina prolapso. Esta afección es más común en mujeres que hayan tenido uno o más partos vaginales.

Candidiasis


La candidiasis o moniliasis es una de las vaginitis más frecuentes en la vida de la mujer, es ocasionada por un hongo que coloniza las vías digestivas y por lo tanto no se considera una infección de transmisión sexual aun cuando está indicado tratar a la pareja.


Ocasionada por un hongo llamado candida albicans Hay personas con infecciones vaginales asintomáticas y otras que sufren los síntomas clásicos de la infección. En pacientes sensibles ocasiona una colonización sintomática de la región vulvo vaginal que se manifiesta por flujo vaginal grumoso e irritativo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada