martes, 16 de octubre de 2012

Examen de la cavidad bucal


Cavidad bucal



El examen de la cavidad bucal comienza con la inspección de los labios, encías, dientes, elementos de la cavidad bucal, conducto de Stenon (que es por donde drena la glándula  parótida a nivel del segundo molar) y surco alvéolo lingual.

Para realizar la inspección se necesita luz y depresor lingual.


Para la palpación se utiliza:

*Técnica de dos manos.

*Los dedos índice y pulgar.

*Deslizamiento de los dedos.

*Maniobra lingual (con guantes)



Lesiones de la cavidad bucal.

 

Lesiones malignas.

Leucoplasia: son lesiones blanquecinas sobre la mucosa bucal, de bordes irregulares, de aspecto áspero. Son lesiones precursoras del cáncer de labio. Se presentan en los bordes o en la base de la lengua.



Cáncer de lengua: es el cáncer más frecuente de la cavidad oral, no es casual. En este se afecta el borde anterior y la base de la lengua y presenta ulceras necróticas y duras, además hacen metástasis temprana en el área submentoniana y submaxilar.



Cáncer de labio: es frecuente en el labio inferior, causado por la irritación que produce el cigarrillo donde hay ulceración superficial de la mucosa y la presencia de metástasis pero tardía.  



Lesiones benignas.

*Avitaminosis(es la falta o deficiencia de vitaminas que el organismo requiere normalmente).

*Tratamiento prolongado de antibióticos.

*Alteraciones de los dientes.

*Tuberculosis.

*Lengua geográfica.


*Lengua saburra

Lesiones frecuentes en la boca

* Ránula: es una tumefacción quística generada por la obstrucción de la glándula salival, localizada en el suelo de la boca, de aspecto tenso, de color azulado, indoloro.



*Épulis: es un tumor localizado en las encías, por lo general inflamatorio, en ocasiones neoplásico, de color pardo rojizo, de consistencia firme, no dolorosa y se localiza en la parte externa del borde alveolar.



Síndrome de peutz jechers.

El Síndrome de Peutz-Jeghers (SPJ) es una entidad rara autosómica dominante, caracterizada por lesiones hiperpigmentadas en boca, manos y pies; con presencia de pólipos gastrointestinales que ocasionan cuadros de anemia aguda o crónica, obstrucción intestinal y dolor abdominal. Histológicamente, estos pólipos son hamartomas en los que, estudios recientes establecen hoy un riesgo real para transformación neoplásica maligna.

                                         
*Manchas melanoticas.

*Piel y mucosa bucal.

* Pólipo en el intestino delgado



Lesiones de la orofaringe.

*Amigdalitis aguda.

*Amigdalitis crónica.

*Absceso periamigdalinos.

*Abscesos retrofaríngeos.



La glándula parótida.



Está localizada delante y debajo del oído externo, detrás del maxilar inferior. El nervio facial la atraviesa pero no la inerva. Desemboca en el conducto de Stenon frente al segundo molar superior.

La inflamación de la glándula se llama parotiditis y el medio diagnostico se llama sialografía, que es donde se dibuja la glándula para valorar si el conducto de la glándula está tapado.

Tumores de la parótida

*Benignos: se caracterizan porque hay aumento de tamaño, no es sensible, es duro, crecimiento lento, poco móvil.

*Malignos: se caracterizan por ser fijos, de dureza pétrea, invaden el nervio y provocan parálisis facial, adenopatías, tratamiento rápido y el tratamiento es quirúrgico.



Manifestaciones clínicas de la parálisis facial

*Desviación del labio para el lado contrario de la lesión.

*Se borra la comisura labial.

*Desaparición del pliegue naso-labial.

*Ptosis palpebral.

*Cierre palpebral incompleto.



La parálisis facial periférica (prosopoplejía) es una afectación del que ocasiona un agudo con debilidad de la por lesiones del VII par craneal (nervio facial) después del núcleo de este nervio (infranuclear). Es la más frecuente de todas las parálisis de los nervios craneales.

Bibliografía: Propedéutica Quirúrgica de Dunphy

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada